¡Fue una explosión de sentimientos! Había acabado la historia que llevaba días entre sus manos y su mente. Cerrar aquél capítulo de tantos, supuso un antes y un después en aquella semana.

Había comenzado preguntándose cómo terminaría y ahora se preguntaba cómo comenzaría otro nuevo después de haber vivido tantas aventuras con sus personajes. Pero de entre todos aquellos sentimientos encontrados, el que más la embargaba era aquél que le hacía sonreír como una boba, como una niña que saborea con detenimiento el último bocado de su plato favorito.

Cerrar aquel libro liberó la necesidad de empezar una nueva historia y sin dudarlo un solo momento, se levantó de la butaca, salió a la calle y se dirigió a su librería favorita para devorar una nueva historia de tantas que le quedan por leer.

Martasky

¡Feliz Día del Libro!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s