Primero de todo dejadme que me disculpe por no haber actualizado ayer.

Me he mudado recientemente y conmigo se han venido mis dos gatitas, que siempre han sido muy amigas… Pues llevan unos días tirándose del pelo. Bueno, miento. La pequeña lleva varios días acosando a la mayor y la persigue por toda la casa mirándola mal (de verdad, la mira muy mal) y cuando la alcanza le echa un bocado y se queda con varios pelos en la boca. Como comprenderéis, me he preocupado porque siempre se han llevado bien así que ayer deje el blog algo tiradillo.

Bueno, no me enrollo más y os cuento la reflexión/queja de hoy. ¿Queja? Si, uno puede reflexionar y quejarse a la vez. Bienvenidos a mi mundo.

Como os decía arriba, hace un mes y poco me he mudado del campo a la ciudad (que tópico) y aunque ya había vivido anteriormente aquí y en otras ciudades, había algo de lo que no me había dado cuenta ( al menos en esta ciudad, en las otras casi puedo poner la mano en el fuego de que esto no era tan exagerado).

Os pongo en situación:

Ciudad de México. 8:00 am. Miércoles. Te levantas a hacer el desayuno y un claxon suena. Dos, tres y hasta cuatro más se unen a la orquesta, pero no es un pitido de aviso suave y leve, no. Son unos bocinazos desesperados… a las 8 de a mañana.

A la media hora ya te sangran los oídos. Bocinazo de aquí, claxon de allá, ambulancia por un lado, policía por el otro, la señora de las aguas, la de los colchones, otra sinfonía de bocinazos… agggg!!

Al final del día acabas con la cabeza como un bombo y por la noche sueñas con bocinas que te hablan.

En fin, ¿Soy yo o aquí tienen las manos pegadas al claxon?

¿Por qué pitas a las ocho de la mañana como si llevases toda tu vida metido en el coche? Acaba de ponerse el semáforo en verde, si tienes prisa, hazle luces al de delante para que despierte o toca SUTILMENTE la bocina, pero no me fastidies tocando el claxon como si llevases media hora esperando a que se mueva el coche que esta delante de ti. (!!!!!!)

En serio. Cuando vivía en Santiago de Compostela, no recuerdo que la gente pitase como pitan aquí al pobre despistado que no se entera de que el semáforo le esta diciendo: pase.  Esos pitidos, señoras y señores, son de odio. Son de frustración, de insatisfacción, de no me bajo del coche a pegarte porque me pita el que esta detrás.

¿Pero que le pasa a esta gente? ¿Por qué hacen tanto ruido? Creo que es normal que en las ciudades grandes se escuchen más las ambulancias y los coches de policía, pero no creo que los coches piten tanto como lo hacen aquí. ¿No se dan cuenta de que contribuyen al malestar del resto de la población y no generan otra cosa más que contaminación acústica? ¡Para colmo! Como si no hubiese ya bastante contaminación en esta ciudad como para generar aún más con vuestra insufrible serenata.

Creo que se debería tener algo más de paciencia al volante. Yo reconozco que muchas veces se me desliza la mano al claxon cuando el conductor de delante hace algo que me molesta, pero creo que no hacemos lo mismo cuando vamos por la calle caminando. O ¿acaso cuando nos encontramos con una o varias personas en la calle que van más despacio que nosotros, les gritamos y les decimos de todo para que vayan más rápido mientras las adelantamos por la acera? No, ¿verdad? Entonces, ¿por qué cuando conducimos parecemos esclavos del claxon?¿Por qué tanta desesperación e impaciencia?

Cada vez que escucho a un coche pitar, me hierve la sangre, en serio. Me dan ganas de bajar, abrir la puerta y decirle: ¡oye! Moleeeeeestas y contaminas. Para ya.

¿En donde vivís también hay yonkies del claxon? ¿Qué opináis de esto? ¿Creéis que se podría solucionar de alguna manera? Igual con multas… ya que parece que así la gente siempre aprende, ¿no?

Muchas gracias por leerme, soñadores!

Nos leemos mañana con una nueva entrada sobre mi visión de la moda en el blog de mi amiga Paula Fashion Creativity y una nueva entrada en ingles en mi blog.

Martasky

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s